La reforma de la negociación colectiva aprobada por decreto ley no se va a profundizar como pretende la patronal.

La reforma de la negociación colectiva aprobada por decreto ley no se va a profundizar como pretende la patronal. Así se desprende de la decisión del Parlamento de negarse a tramitar la ley por vía de urgencia durante julio y prorrogar el periodo de presentación de enmiendas hasta el 10 de septiembre. Esto supone aparcar el decreto tal como está, ya que no queda tiempo material para tramitarlo como ley.