La CAM ha dejado de ser el principal y único valedor de las cuotas participativas.

La CAM ha dejado de ser el principal y único valedor de las cuotas participativas. Tras aprobar la entrada del FROB en el consejo del jueves, la entidad ha dejado de comprar en el mercado estos títulos, que caen con fuerza en Bolsa. La acción, de hecho, cotiza por debajo del precio al que la caja anunció que iba a amortizar las cuotas, 4,77 euros. Sin el apoyo de la caja, ahora intervenida por el FROB, solo el interés especulativo puede sostener la cotización de las cuotas.